“¡Que Elegancia la de Francia!”
19 julio, 2011

Por Juan Pablo Castañeda Muños – Caballero Errante 

De  Madrid a París, el primer tramo largo.

Atravesar fronteras y transcurrir países, cumpliendo nuestros sueños y con miras de continuar nuestro trayecto para el mayor encuentro del Movimiento Scout. Pasábamos ahora por la populosa y concurrida París, el día se hizo largo, salimos de Madrid en la noche y después de un atardecer a las 10:00 pm  que dúro casi dos horas, la noche calló y pasada la tarde bordeábamos París.

 

 

 


En ese momento nos dimos cuenta del peso de los cambios horarios pues mientras estábamos en el bus era pleno día en Colombia por lo cual el bullicio y la alegría no paró pero al otro día en la madrugada todos desfilaban con los ojos apagados y al borde de caer dormidos. Llegamos a París, para dormir escogimos un hermoso sitio, a las afueras de la ciudad, un lugar muy importante para nuestro movimiento, JamVille el segundo campo escuela más grande del mundo, dormimos allí, al otro día partimos a caminar por París, fuimos a la iglesia del sagrado corazón, comimos  en McDonalds y que problemononon para pedir, esa fue la hora del primer gran gazapo del viaje, cuando una niña expuso su punto de vista diciendo “Tan inteligentes esos niños, como hablan frances” y en una mezcla de dialectos entre español francés e ingles nos dimos a entender y al fin comimos, luego visitamos la Torre Eiffel, el Arco del Triunfo y un sinnúmero de atracciones que nos ofrecía La Ciudad Luz.

El otro día seria en la opulencia de Versalles, DisneyLand Paris o Asterix Parc  pero como todo pasa de forma impredecible, y el destino actúa siempre con ironía, ese fue el dia mas anecdótico de lo recorrido y vendrá después como el capitulo Bonus con todas las vicisitudes y dificultades por los que vivieron la experiencia más extraña de todo el viaje en París que titularemos  “y donde está la delegación parte 1 y 4/3”  a punto de no ser publicada.

La estación Châtèlet.

Piérdete donde te pierdas, llegues donde llegues siempre terminarás en la estación Châtèlet, pelearás con franceses, hablaras esa mezcla extraña de dialectos; entre un italiano que sabe portugués e intenta aprender español, o la francesa que a la mitad de su dialogo en español palabrea lo que no sabe decir en inglés, pero aunque sea un poco tarde llegarás a esta estación y ahí sabrás como llegar a la delegación, así sea con un tiempito de retraso.

El paso de la oca, por un alegre reencuentro, en el parque que antecede el hermoso museo del Louvre.

  • Maria R

    Excelentes fotos; experiencias inolvidables, aventuras sin fin… Sus historias y mis recuerdos me hacen revivir la excursión vía al Jamboree. Un fuerte abrazo para todos!!!